WhatsApp chat

¿Cómo lavar mi 0KM a mano?

15 julio, 2016 /
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

Lavar tu auto tú mismo puede ser relajante y satisfactorio, a pesar de las preocupaciones de la vida, y es una actividad en la que los niños pueden ayudar. Solo necesitas jabón, una cubeta y algunos trapos.

Consejos

  • Deja que la gravedad te ayude. Empieza desde la parte superior del auto y continúa lavando hasta la parte inferior, desde las zonas menos sucias hasta las que lo estén más.
  • Las toallas de microfibra funcionan mejor para todas las superficies de un auto. Cuando hayas terminado de usarlas, échalas en la lavadora. Pero no uses suavizante. Se pueden filtrar en las toallas y dejar un residuo sobre la superficie.
  • Los excrementos de pájaros e insectos pueden dañar la pintura del auto. Quítalos tan pronto como sea posible con un trapo húmedo o al lavar el auto. Suaviza los insectos muertos frotando suavemente con una esponja con agua caliente.
  • Los guantes con mechones largos colgantes no raspan la tierra en el auto. Son menos propensos a las rayaduras. Pero de la misma manera se deben enjuagar y volver a sumergir a menudo en el agua con jabón.
  • Para ventanas bien limpias, frota el vidrio por dentro y por fuera con una bola de papel de periódico arrugada sumergida en alcohol desnaturalizado.
  • Prepárate para mojarte usando ropa de trabajo y calzado adecuados, pantalones cortos y sandalias de goma cuando el tiempo lo permita, pantalones largos y botas de goma cuando no sea así.
    No laves (o enceres) el auto directo en la luz solar. Esto evapora el agua rápidamente y quema el jabón (o cera), dejando un residuo opaco que es difícil de eliminar.
  • No olvides cerrar todas las puertas y ventanas antes de lavar.
  • Nunca laves tu auto con jabón para lavar platos. Le quitará la cera.
  • Si el auto está muy, muy sucio, deja que el jabón y el agua hagan el trabajo. Realiza varias pasadas. Lávalo en la mañana o tarde por la noche para que el jabón no se seque en el auto (de cualquier manera moja todo el auto con frecuencia). Usa un «removedor de alquitrán» cuando sea necesario. No raspes duro ni utilices un cepillo. Eso raspa el auto. En definitiva, unos trocitos de suciedad rebeldes se ven mejor que raspaduras hechas al tratar demasiado duro para eliminarla.
  • No dejes correr el agua mientras lavas el auto. El lavado promedio en el hogar utiliza entre 80 y 140 galones de agua. Compra un rociador o pistola de manguera con una palanca que cierre la llave del agua cuando la sueltas.
  • Si después de lavar el auto puedes sentir partículas incrustadas en la pintura al pasar tu mano sobre ella, puedes utilizar un sistema de barras de arcilla para eliminar los contaminantes antes de encerar. Sólo tienes que seguir las instrucciones.
  • «Convertidor de óxido» (no removedor de óxido) es un sustituto cómodo de la pintura de retoque, mucho más durable y más fácil de aplicar. Se aplica con un cepillo pequeño o palillos de dientes para una mancha de óxido o un punto aún no oxidado en la pintura y reacciona químicamente con ella para dejar un revestimiento negro duro. Esto apenas se nota en un auto de color relativamente oscuro o metálico. Se trata de una base firme para pintura de retoque para que no se oxide por debajo; no requiere lijado o raspado que pueda ampliar el área dañada. Vierte una pequeña cantidad en un vaso de papel pequeño, úsalo y tira el exceso – es importante no contaminar la botella principal.
  • Cera (o uno de los nuevos productos de polímero) protege la pintura del sol para que no se desvanezca o se deteriore, y de los restos de tierra que son expulsados por los vehículos en la carretera. Los productos de polímero duran más que la cera. Los comprados en las tiendas de auto son tan duraderos como los de las concesionarias de automóviles que los venden a cientos de dólares.
  • Un producto de polímero tipo cera, tal como «Nu Finish», puede ser mucho más fácil para pulir el exceso que la cera real, incluso si permites que primero seque más tiempo del necesario.
  • Usa acondicionador de vinilo/caucho/plástico para piezas de plástico de colores oscuros y para los neumáticos.
  • Los productos para limpiar vidrios pueden dejar las ventanas un poco más claras que sólo el champú de autos y agua, pero si las secas con toallas de microfibra después de lavarlas puedes hacerlas brillar de igual manera. Limpia tanto el interior y como el exterior de las ventanas.
    Coloca cosas como pintura de retoque o accesorios que se adhieren al auto antes de aplicar la cera.
    Los guantes, a diferencia de las esponjas, también pueden lavarse en la lavadora para remover toda la tierra.

Advertencias

  • No utilices «Windex» o cualquier limpiador de vidrios que contenga amoníaco en el interior de los cristales polarizados, ya que el tinte se decolora y hace que se pele. Una mejor opción es un limpiador de ventanas que proteja colores.
  • Utiliza herramientas de limpieza especiales para las ruedas y neumáticos. Ellos recogen una gran cantidad de tierra de la carretera y partículas abrasivas de tus frenos, que podrían rayar la pintura.
  • Asegúrate de que tu auto esté húmedo antes de empezar a enjabonarlo para que puedas quitar toda la mugre del auto sin rayarlo.

Fuente:

Cargando…