WhatsApp chat

5 trucos y consejos para el aire acondicionado de un coche.

15 julio, 2016 /
Facebook
Tweet
Pinterest
Google Plus

A continuación tendrás 5 consejos tratando de ser los mas claros posibles sin adentrarse mucho en tecnicismos.

Consejo 1: El aire acondicionado es incompatible con las ventanillas bajadas.

Debemos recordar que el consumo de combustible se dispara al abrir las ventanillas de un vehículo .Además la resistencia ofrecida por este aumenta creando en el habitáculo el efecto de un paracaídas y perdiendo todo el frió producido.
Cuando el vehículo esta expuesto al sol:
Debemos bajar las ventanillas y poner la ventilación para sacar todo el aire caliente posible del habitáculo. Una vez realizado podemos poner a enfriar el sistema. Realizar este sencillo truco nos aporta una mayor rapidez de enfriamiento en el vehículo.

Consejo 2: Filtro.

Un filtro sucio o en mal estado provocara una disminución de la cantidad del aire al igual que un filtro nuevo mal colocado nos provocara más problemas que ventajas. Aunque en algunos casos las zonas son muy inaccesibles para sustituir el filtro si debemos prestar atención a su correcta colocación. Así mismo si disponemos de un aspirador podemos aspirar la zona o limpiar lo mejor posible de polvo y suciedad la ubicación.
Son pequeños detalles que sumados evitan malos olores y permiten la correcta fluidez del aire.
Recuerda sustituir los filtros del sistema de climatización cuando lo recomienden el fabricante o en los intervalos de revisión necesarios.
Radiador interior aire acondicionado sucio

Consejo 3: Nivel de presión (carga) del aire acondicionado.

La mejor forma de comprobarlo por nosotros mismos es notar la perdida de capacidades del sistema (ya no enfría como antes) . El diseño del aire acondicionado cuando esta plenamente cargado es más que suficiente para enfriar el vehículo en poco tiempo. La temperatura presente en los difusores varia mucho de un modelo a otro pero suele ser inferior a 15 grados (en algunos modelos puede llegar a 4 grados centígrados)

Consejo 4: Cargas y fugas.

Una pequeña fuga en el sistema nos puede dar muchos dolores de cabeza, es aconsejable llevar el vehículo a un profesional que nos detecte si existe alguna fuga y nos realice una carga correcta. Si cargamos el aire acondicionado y notamos la perdida de las capacidades en unos días debemos aceptar que existe una gran fuga.
Cada vehículo lleva una pegatina con el tipo de refrigerante que usa y la cantidad de refrigerante que necesita en el sistema. En general todos los modelos actuales usan el mismo tipo de gas.
El tipo de gas es el R-134A. Este gas del tipo HFC (Los HFC son gases refrigerantes cuyas moléculas contienen átomos de hidrógeno, flúor y carbono) no daña la capa de ozono.
Recordar que los fabricantes tienen unos márgenes y tolerancias permitidas y en zonas de calor extremo es recomendable llevar menos peso de gas de la recomendada para obtener el máximo rendimiento.

Consejo 5: Fallo electrónico

Un mal contacto o un fallo en el climatizador pueden provocar la anulación total del aire acondicionado. Debemos asegurarnos de oír el sonido característico del compresor al trabajar y al apagarse. Un fallo electrónico es mucho mas difícil de detectar que otro tipo de fallos.
Debemos asegurarnos por nosotros mismos y en la medida de lo posible que el fallo no lo producimos nosotros. Comprobar fusibles, comprobar (en algunos modelos) que el sensor solar no este tapado, comprobar que los ventiladores del radiador ubicados en el vano motor trabajan cuando el A/C lo demanda.
Comprobar que no se ha manipulado el sistema (por ejemplo al montar una radio) quedando algún conector mal colocado.

Fuente

Cargando…